Blog

Toda la actualidad del sector

Abril 2020 | Plataforma

“La industria automotriz firma un Código de Conducta Empresarial conjunto para apoyar el reinicio de la producción” CLEPA y ACEA

La Asociación Europea de Proveedores de Automóviles (CLEPA) y  la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) han adoptado conjuntamente un “Código de conducta empresarial frente al COVID19”, con el objetivo de reanudar la actividad en la industria de automoción de forma rápida y exitosa.

¿Cuál es el objetivo del código de conducta empresarial frente al COVID19?

El objetivo del código es salir con éxito de la crisis del coronavirus y para ello será necesario el intercambio puntual de información crítica y apropiada, asegurando que todos los actores de la cadena de valor puedan planificar y actuar de la manera más eficaz posible.

“Si bien la seguridad y el bienestar de nuestras comunidades siguen siendo la primera prioridad, un reinicio a tiempo y bien coordinado del sector, es de suma importancia para mitigar el impacto de la crisis del COVID19 en la sociedad. El código de conducta conjunto de la industria de automoción, marcará una gran diferencia en este proceso”, apunta Sigrid de Vries, Secretaria General de CLEPA.

¿Qué ámbitos ataca el código de conducta empresarial frente al COVID19?

El Código de Conducta contiene capítulos sobre la salud y seguridad en el lugar de trabajo, una comunicación oportuna, requisitos contractuales y una coordinación de la reanudación de la actividad.

  1. Seguridad en el lugar de trabajo. 

La salud y la seguridad de los ciudadanos y los empleados es una prioridad. Por lo tanto, todos los actores de la cadena de valor deben comprometerse a:

  • proporcionar un entorno de trabajo seguro, de acuerdo con las normas de seguridad aplicables.

  • pedir a las autoridades públicas medidas armonizadas en toda la UE, en la medida de lo posible.

  • debatir, junto con los interlocutores sociales, sobre criterios, normas y condiciones comunes en las que los empleados pueden volver con seguridad al trabajo para reiniciar la producción. 

  • asegurar una excelente comunicación con los empleados, instalar medidas para el cuidado preventivo de la salud, y proporcionar el entrenamiento necesario.

  • compartir las mejores prácticas en materia de salud y seguridad con los socios a lo largo de la cadena de valor.

  1. Transparencia:

Para salir con éxito de la crisis será necesario compartir oportunamente información crítica y apropiada, permitiendo a los asociados de la cadena de valor planificar y actuar con la mayor eficacia posible. Antes y después del proceso por lo tanto, los socios de la cadena de valor se comprometen a:

  • proporcionarse mutuamente información transparente y creíble sobre la demanda prevista e informar entre sí de manera oportuna sobre las demoras y las desviaciones posteriores.

  • compartir información sobre el cierre, el tiempo de inactividad y el aumento de las capacidades con el objetivo de evitar la pérdida innecesaria de dinero.

  • comunicarse de forma clara y transparente con sus socios comerciales sobre las capacidades reales en las plantas de producción, bajo consideración de las medidas de seguridad.

  • discutir de buena fe con sus socios comerciales si la situación excepcional requiere del establecimiento de nuevas prioridades en los proyectos en curso teniendo en cuenta las capacidades limitadas en I+D y plantas. Esto puede implicar la revisión y/o el aplazamiento de los hitos y la planificación de los proyectos.

  1. Requisitos contractuales:

Todos los actores de la cadena de valor tienen una responsabilidad compartida en la continua prosperidad del sector. Por lo tanto, los actores de la cadena de valor creen que:

  • esta industria sólo puede salir bien de esta crisis si todos los actores respetan los acuerdos contractuales, en particular en lo que se refiere a los pagos, la recepción y la entrega puntual de los productos pedidos, inversiones, herramientas, pruebas, servicios de desarrollo e ingeniería e inventarios, y eso,

  • teniendo en cuenta las circunstancias extraordinarias que afectan a toda la industria. Estos términos deben aplicarse de manera pragmática con el objetivo de evitar imponer un funcionamiento innecesario o un costo adicional a los socios de la cadena de valor.
  1. Preparándose para la recuperación:

El reinicio ordenado de la producción en toda la cadena de valor de la industria automotriz es imposible sin una estrecha coordinación. Por lo tanto, todos los actores de la cadena de valor se comprometen a:

  • una oportuna puesta en marcha de las capacidades de producción, coordinada entre todos los actores anteriores y posteriores socios en un entorno económico y sanitario difícil y continuo.  Esto se refiere a los proyectos, plantas de producción así como capacidades logísticas y, de ser necesario, también la consideración de potenciales necesidades críticas de las partes involucradas. 

  • Considerar los efectos de los cierres de producción en una región y la disponibilidad de sus componentes para la continuación de la producción en otras partes del mundo. 
  1. Competencia justa 

A pesar de la reconocida necesidad de una amplia cooperación en la industria, todos los actores de la cadena de valor están plenamente comprometidos con el cumplimiento de las leyes de competencia aplicables. Además de la revisión jurídica periódica de todos los esfuerzos de coordinación e intercambio de información, se aplicarán los siguientes principios:

  • La información comercialmente sensible, incluida la demanda, la capacidad de producción o el tiempo de inactividad o aumento de las capacidades, se limitará a los socios de la misma cadena de valor y generalmente no se comparten con las cadenas de valor que compiten entre sí.

  • Cuando se considera que el intercambio de información o la cooperación temporal entre competidores sea necesaria para evitar la escasez de suministro causada por COVID-19, dicho intercambio o cooperación debe estar estructurado de conformidad con el artículo 101TFEU/53 del Acuerdo sobre el EEE u otras leyes de competencia aplicables y de acuerdo con la orientación de las autoridades competentes en materia de competencia.

“Nuestro compromiso es salir de la crisis aún más fuertes y todos los que participan en la cadena de valor tienen una responsabilidad compartida en la gestión del relanzamiento de la industria de una manera sostenible. El Código de Conducta empresarial ofrece a los fabricantes y proveedores una orientación esencial sobre el planteamiento necesario para superar la crisis del COVID19”, destaca Eric Mark Huitema, Director General de ACEA.

Como se estipula en el Código, el COVID19 representa un desafío global sanitario, social y económico con un grave impacto potencial en las personas, las empresas y los países. La minimización de los riesgos para los empleados y la comunidad en general debe tener siempre la máxima prioridad. El trabajo conjunto contra la crisis COVID19, con espíritu de colaboración y cumpliendo con las leyes de competencia aplicables, conducirá a los mejores resultados posibles para proteger a las personas y minimizar el daño económico.

Noticias relacionadas

Abril 2022 | Plataforma

Digitalización automóvil: La digitalización en el Sector del Automóvil: Las Claves de la Transformación Digital

La industria española de componentes de automoción está buscando continuamente adaptarse a las exigencias impuestas por la tecnología y la digitalización automóvil. No en vano, hasta 16 millones de los vehículos que se mueven por las carreteras europeas -según datos de Berg Insight- dispondrán a finales de este año de conexión a Internet, por lo que podríamos decir que van a ser “smartphones rodantes”.

Leer más
Abril 2022 | Empresas

Qué es un Concept Car: Innovación, Tecnología y Diseño

Un concept car es un prototipo de automóvil. Es decir, un automóvil ‘experimental’ del que se construye un solo ejemplo, por lo que es el anticipo que el fabricante hace sobre lo que podría crear en el futuro.

Leer más
Marzo 2022 | Plataforma

Las exportaciones de componentes de automoción españoles cerraron 2021 con un aumento del 10%

En 2021, el sector español de proveedores de automoción exportó 19.669 millones €, lo que supone un crecimiento del 10% respecto a 2020.Respecto a 2019 se registra una caída del -5,2%,

Leer más
X

No te pierdas
nuestras novedades